Una de las opciones es hacer una demanda de paternidad en la Corte Superior.

Este proceso comienza con la preparación de la petición de paternidad y la orden de comparecer y contestar a la demanda de dicha paternidad, este proceso tiene una duración aproximada de veinte días a partir de la fecha en que un oficial de la corte haga entrega de la petición al demandado, si el demandado vive en el estado de Arizona. Si vive fuera del estado de Arizona tiene treinta días.

En esa petición se puede pedir que se ordene la custodia al demandante y que se ordene que el demandado pague la manutención de niño(s), además se puede pedir que por orden de la corte se cambie el acta de nacimiento, reflejando que el demandado es el padre del niño menor de edad, también se puede solicitar que se cambie el apellido del menor, para que se refleje el apellido del padre, si eso desea el demandante.

El proceso no es difícil y hay muchos beneficios si se completa tal proceso. Para las madres que indican que no quieren nada que ver con el padre de sus niños, deben tener siempre en mente que ustedes deben pensar primero en sus niños.

Es una obligación del padre pagar por la manutención del niño, y no es ningún delito ni motivo de vergüenza para la madre querer que se cumpla este derecho, es obligación de ambos padres apoyar económicamente el crecimiento y desarrollo de los hijos, es importante recordar que aunque la manutención de niños es pagada a la madre, este dinero es para los gastos de criar a tal niño y cada padre tiene la responsabilidad de mantener a sus hijos aunque ya no viva con la madre. Si todos los padres tomaran responsabilidad por sus hijos, habría muchas menos madres en asistencia pública.